Exposición de fotos – Juventud y Desarrollo rural

Entre octubre y diciembre de 2019, en el marco del Premio a la Innovación Juvenil Rural en América Latina y el Caribe (ALC) se organizó el concurso de fotografías denominado “Juventud y Desarrollo rural”.

La respuesta fue masiva: recibiéndose imágenes impresionantes de parte de más de 80 jóvenes de la región. Algunas retratan momentos de intensa labor en el campo, otras arrojan luz sobre celebraciones, paisajes rurales o comparten la intimidad de conocimientos tradicionales.

Fueron seleccionados 10 finalistas, inicialmente invitados a exponer sus fotografías durante la Ceremonia de entrega del Premio a la Innovación Juvenil Rural programada para junio de 2020. Sin embargo, debido a la pandemia COVID-19, la ceremonia se llevará a cabo virtualmente a principios de julio. No obstante, el Equipo del Premio desea garantizar la permanencia de la exposición y compartirla con toda la región. Por este motivo, presentamos a continuación esta exposición virtual.

Los invitamos a navegar en las siguientes imágenes. Para obtener más información acerca de los autores y de las fotografías, consulte la descripción de las fotos al final de esta página o haga clic en el ícono [i] en la galería.

Agradecemos una vez más a todos los jóvenes que han participado en esta iniciativa!

Esperamos que disfruten la exposición!

 

Las fotografías presentadas a continuación están organizadas por orden alfabético, según los nombres de los fotógrafos.

Selecionados

Título: Sonrisas de maíz

Al trabajo de estas personas (que se dedican a cargar los costales llenos de maíz) se le conoce como “costaleros”. Unos instantes antes de la fotografía, un costalero no lograba subir su costal de aproximadamente 60 kg a la camioneta, por lo que la persona del medio acudió rápidamente a ayudarlo. Esto ocasionó un momento de risas compartidas, de esfuerzo y de magia, porque más allá del trabajo pesado siempre hay momentos de alegría en el día a día de millones de trabajadores del campo en América Latina y el Caribe. Una alegría que en este caso se manifestó con una amplia sonrisa de todos.

La fotografía fue tomada en San Pedro Tlanixco, un pueblo indígena de Tenango del Valle, México.

Título: Emprendimiento e inclusión de la población afrodescendiente

El emprendimiento constituye una de las alternativas adoptadas por la población afrodescendiente. Garantiza tanto su inclusión en el mercado laboral como su auto-afirmación y su protagonismo en asuntos étnicos. A pesar de eso, el promedio salarial de un emprendedor afrodescendiente equivale a la mitad del promedio de remuneración de un emprendedor de tez blanca. Aunque la situación esté lejos de ser perfecta, la población afrodescendiente sigue enfrentando desafíos y ejerciendo un papel esencial en muchos territorios. Es el caso de João Paulo de Almeida, de 31 años, joven emprendedor rural de la comunidad de Coité Pedreiras, Caucaia, Ceará, en Brasil. João siempre trabajó en la agricultura, acostumbraba ayudar a sus padres en la plantación de maíz y frijoles, aunque frecuentemente enfrentaba dificultades y anhelaba diversificar su producción. Hoy cultiva hortalizas, como cilantro, cebollín, lechuga y zanahoria. “Mi idea de negocio surgió de la carencia, de esta dificultad que las personas de mi comunidad tenían para trasladarse hasta la sede de Caucaia para conseguir algunos productos y vi que podíamos cultivarlos aquí en nuestra propia comunidad. Entonces todo esto despertó mi curiosidad de emprendedor” comenta João Paulo. Desarrolla su producción en el sitio comunitario de Ylê Malungo y la vende dentro de su propia comunidad, pero también en los municipios vecinos o por encargo.

La fotografía fue tomada en la comunidad Coité Pedreiras de Caucaia, Ceará, Brasil.

Título: Juventud permaneciendo en el campo con jabones artesanales de coco babaçu

El olor del árbol de pimienta, del limoncillo y el aroma fresco de la naranja dulce nos dieron la posibilidad de permanecer en el campo. Nuestro grupo “Juventud agrícola de la Sierra” integra a jóvenes de dos comunidades del Municipio de Ipueiras, en el estado de Ceará: Araçás y Baixa Verde. Aprovechamos del aceite de coco babaçu para la producción de jabones ecológicos. Junto con un grupo de mujeres que trabajan en el Proyecto Paulo Freire rompiendo los cocos babaçu, nació la posibilidad de utilizar el aceite para la producción de jabones. Así conseguimos un ingreso extra dentro de nuestra comunidad, realizamos encuentros de jóvenes para hablar de nuestros sueños, de sostenibilidad y de generación de ingresos a partir de nuestros productos naturales.

La fotografía fue tomada en el Municipio de Ipueiras, Ceará – Brasil.

Título: Resistencia de la pesca artesanal en Caetanos de Cima

Caetanos de Cima es una comunidad tradicional de pescadores y agricultores que defiende su territorio y su cultura. La pesca artesanal es una de las dos principales fuentes de sobrevivencia de los habitantes de la comunidad y ha sufrido fuertes presiones de prohibición. Sin embargo, es esperanzador ver a una juventud tan motivada y orgullosa de “ser del mar” y reivindicándose como jóvenes pescadores.

En la foto, jóvenes y adultos, padres e hijos, llevan la embarcación de la arena hacia el mar, iniciando un nuevo día de pesca. Una mano de obra artesanal que requiere perseverancia, conocimiento, paciencia, sincronización y colaboración.

La fotografía fue tomada en la comunidad de Caetanos de Cima, distrito de Sabiaguaba Ceará – Brasil

Título: Mieles de esperanza

Cesia Hernández, de 23 años, forma parte de un grupo de jóvenes dedicados a la apicultura. Esta es una alternativa de trabajo en una zona que pertenece al corredor seco de Nicaragua y que ha sido fuertemente golpeada por el clima en los últimos años, causando enormes pérdidas en la producción de granos básicos. Además de producir miel, también elabora productos derivados de la misma y junto a otros miembros de la cooperativa de jóvenes, trabaja en la reforestación de sus comunidades para así cuidar el ambiente y favorecer la producción de árboles florales que alimentan a las abejas.

La fotografía fue tomada en la Comunidad de Aguas Calientes, Somoto, Departamento de Madriz, Nicaragua.

Título: Joven Pescador

 

Con atarraya en mano, el pescador se lanza sobre su canoa con la firme intención de regresar con la pesca del día. Otros, sigilosamente llegan en la oscura noche a las riberas de las ciénagas con la escopeta cargada para dar un golpe certero que los retornará a sus hogares con un exquisito bocado, tras dedicar su día junto a los pequeños a la labor fangosa de sembrar arroz. Arroz que puede ser consumido con coco y bocachico, arroz subido con yuca y queso, o arroz para proveer aquel ser descuidado de la ciudad que sin percatarse come vorazmente y escucha la idea de una Colombia amarga, sin entender que allá en un río, en el mar o en una ciénaga hay cientos de campesinos que dedican sus jornadas al cuidado de las lejanas ciudades.

La fotografía fue tomada en la Comunidad de La Barra, Buenaventura, Colombia.

Título: Agro Juventud

Con orgullo, Luz Helenga Longa García (30), agricultora y transformadora de la papa china, muestra el tubérculo, sintiéndose elogiada por su labor desempeñada, aportando a la innovación de este producto. Asochip es una asociación de emprendedores ubicada en el Bajo Calima de la que Luz forma parte. Agrupa 119 personas y entre ellos 30 jóvenes. Las actividades que realizan consisten en cultivar la papa china. Este tubérculo se produce en condiciones ambientales del trópico húmedo. Además, es fuente de alimentación para la dieta de muchas personas del país: luego de ser procesada, se hacen deliciosas tortas, queques y chips de papa china.

El Bajo Calima es un corregimiento que pertenece al Municipio de Buenaventura. En 2018, fue escogido por el Ministerio de Vivienda como uno de los cuatro núcleos forestales del país. De esta manera, los jóvenes agricultores y emprendedores contribuyen a la innovación y al desarrollo del sector rural y agrícola, aportando a la economía de su país.

La fotografía fue tomada en la Comunidad de Bajo Calima, Buenaventura, Colombia.

Título: Juventud que se atreve a luchar

La imagen capturada de una simple cámara de teléfono celular no disminuye la belleza del momento y evidencia cómo a través de los rayos de luz se transforma la inmensa cantidad de basura recolectada. Muestra toda la fuerza de una juventud que solo, logró recolectar la basura de un área de unos 5 km en la región de manglares.

La fotografía fue tomada en la comunidad  Acupe, Santo Amaro, Bahía – Brasil.

Título:  Alma Kalunga

La fotografía fue tomada en Vão de Almas, una de las 39 comunidades del territorio Kalunga, el mayor quilombo de Brasil. Esta pequeña comunidad debe su nombre al río que atraviesa el Municipio de Cavalcante, en el Estado de Goias. El joven Alcenitorres, junto a su familia, zarandea la mandioca cultivada en su propia tierra. Aquel río y esa tierra hoy están amenazados por el proyecto de la hidroeléctrica Santa Mónica. De concretarse, la obra contaminaría las principales fuentes de subsistencia de los Kalunga de Vão de Almas. Alcenitorres entiende que lo mejor para el desarrollo de su pueblo consiste en garantizar una economía ecológicamente sustentable, que respete este derecho a la tierra. Un derecho que, en estas culturas, es igual que el derecho a la vida.

La fotografia fue tomada em la comunidad Vão de Almas, Cavalcante, Goiás – Brasil.

Título: Más que un apellido

Gabriel Guerrero y el cultivo de café se conocen desde hace más de 60 años. Él produce de forma sostenible para que sus hijos puedan heredar tierras fértiles. Las desigualdades en las zonas rurales son muy grandes,por eso envió a todos sus hijos a la universidad: para que puedan regresar y romper esas brechas, aunque él no pudo siquiera acceder a una secundaria completa y menos ir a la universidad. Gabriel Guerrero y sus hijos comparten más que sangre o apellido, comparten la visión de que la juventud y el desarrollo rural sí pueden coexistir, porque crecieron amando lo que conocen. Hoy están dando un valor agregado e innovando con el café que siempre ha sido un commodity.

La fotografía fue tomada en La Coipa, Cajamarca, Perú.